an online Instagram web viewer
  • socorro_rojo_internacional
    Socorro☆Rojo
    @socorro_rojo_internacional

Images by socorro_rojo_internacional

Maiakovski, sobre la Revolución de Lenin: "¡Escuchen! ¡Escuchen!
¿Si las estrellas se encienden,
quiere decir que a alguien les hace falta,
quiere decir que alguien quiere que existan,
quiere decir que alguien escupe esas perlas?

Alguien, esforzándose,
entre nubes de polvo cotidiano,
temiendo llegar tarde,
corre hasta llegar hasta Dios,
y llora,
le besa la mano nudosa,
implora,
exige una estrella,
jura,
no soportará un cielo sin estrellas,
luego anda inquieto,
pero tranquilo en apariencia,
le dice a alguien:
"¿Ahora estás mejor, verdad?
¿Dime, tienes miedo?"
¡Escuchen!
¿Si las estrellas se encienden,
quiere decir que a alguien les hace falta,
quiere decir que son necesarias,
quiere decir que es indispensable,
que todas las noches,
sobre cada techo,
se encienda aunque más no sea una estrella?" 1917
Maiakovski, sobre la Revolución de Lenin: "¡Escuchen! ¡Escuchen! ¿Si las estrellas se encienden, quiere decir que a alguien les hace falta, quiere decir que alguien quiere que existan, quiere decir que alguien escupe esas perlas? Alguien, esforzándose, entre nubes de polvo cotidiano, temiendo llegar tarde, corre hasta llegar hasta Dios, y llora, le besa la mano nudosa, implora, exige una estrella, jura, no soportará un cielo sin estrellas, luego anda inquieto, pero tranquilo en apariencia, le dice a alguien: "¿Ahora estás mejor, verdad? ¿Dime, tienes miedo?" ¡Escuchen! ¿Si las estrellas se encienden, quiere decir que a alguien les hace falta, quiere decir que son necesarias, quiere decir que es indispensable, que todas las noches, sobre cada techo, se encienda aunque más no sea una estrella?" 1917
Mi más sincero agradecimiento a todo aquel que aportó su tesela al mosaico de la causa bolchevique en la Revolución de Octubre, a todos los comunistas que dieron su vida por dicha Revolución, y principalmente al Camarada Lenin, quién será siempre para mí un padre, un guía y un mentor:
sois eternos.
Mi más sincero agradecimiento a todo aquel que aportó su tesela al mosaico de la causa bolchevique en la Revolución de Octubre, a todos los comunistas que dieron su vida por dicha Revolución, y principalmente al Camarada Lenin, quién será siempre para mí un padre, un guía y un mentor: sois eternos.
"¡Todo el poder para los soviets!" 25 de Octubre (7 de Noviembre) de 1917. Vladimir Ilich Lenin:

Echa a la naturaleza por la puerta y entrará por la ventalla...” Como se ve, los partidos gobernantes eserista y menchevique se ven obligados a “aprender” una y otra vez, por experiencia propia, esta simple verdad. Quisieron ser “demócratas revolucionarios”, se han encontrado en la situación de los demócratas revolucionarios y ahora deben sacar las conclusiones obligatorias para todo demócrata revolucionario.

La democracia es la dominación de la mayoría. Mientras la voluntad de la mayoría seguía sin aclarar, mientras se pudo afirmar -por lo menos con ciertos visos de verosimilitud- que no estaba clara, se dio al pueblo un gobierno de burgueses contrarrevolucionarios bajo el rótulo de gobierno “democrático”. Pero esta dilación no podía ser larga. En los pocos meses transcurridos desde el 27 de febrero, la voluntad de la mayoría de los obreros y los campesinos, de la inmensa mayoría de la población del país, se ha aclarado, y no sólo en forma general. Esta voluntad se ha visto expresada en las organizaciones de masas: en los Soviets de diputados obreros, soldados y campesinos. ¿Cómo es posible, entonces, oponerse a que todo el poder del Estado pase a estos Soviets?¡Eso no es otra cosa que abjurar de la democracia! Eso significa, ni más ni menos, imponer al pueblo un gobierno que, sin lugar a dudas, no puede surgir ni sostenerse por vía democrática, es decir, por medio de elecciones auténticamente libres, en las que participe de verdad todo el pueblo.
"¡Todo el poder para los soviets!" 25 de Octubre (7 de Noviembre) de 1917. Vladimir Ilich Lenin: Echa a la naturaleza por la puerta y entrará por la ventalla...” Como se ve, los partidos gobernantes eserista y menchevique se ven obligados a “aprender” una y otra vez, por experiencia propia, esta simple verdad. Quisieron ser “demócratas revolucionarios”, se han encontrado en la situación de los demócratas revolucionarios y ahora deben sacar las conclusiones obligatorias para todo demócrata revolucionario. La democracia es la dominación de la mayoría. Mientras la voluntad de la mayoría seguía sin aclarar, mientras se pudo afirmar -por lo menos con ciertos visos de verosimilitud- que no estaba clara, se dio al pueblo un gobierno de burgueses contrarrevolucionarios bajo el rótulo de gobierno “democrático”. Pero esta dilación no podía ser larga. En los pocos meses transcurridos desde el 27 de febrero, la voluntad de la mayoría de los obreros y los campesinos, de la inmensa mayoría de la población del país, se ha aclarado, y no sólo en forma general. Esta voluntad se ha visto expresada en las organizaciones de masas: en los Soviets de diputados obreros, soldados y campesinos. ¿Cómo es posible, entonces, oponerse a que todo el poder del Estado pase a estos Soviets?¡Eso no es otra cosa que abjurar de la democracia! Eso significa, ni más ni menos, imponer al pueblo un gobierno que, sin lugar a dudas, no puede surgir ni sostenerse por vía democrática, es decir, por medio de elecciones auténticamente libres, en las que participe de verdad todo el pueblo.
MATERIALISMO HISTÓRICO CONTRA LA LEYENDA NEGRA.

El Imperio Español supuso nada más y nada menos que la salvación de los pueblos indígenas de América, amenazados por el Imperio Inglés, los cuales, rebajando a los colonizados a la categoría de insectos, realizó un rotundo exterminio de los grupos indígenas del norte de América. Muchos soldados indígenas de pueblos azotados por el Imperio Azteca y el Imperio Británico, ambos esclavistas y genocidas, optaron voluntariamente por ingresar en el ejército español para proteger a su pueblo de la invasión genocida extranjera.
Poco tardó el Imperio en incluir una legislación estatal para considerar a los ciudadanos de las Américas como ciudadanos españoles; con todos los derechos cívicos y políticos que poseían los españoles peninsulares, algo absolutamente revolucionario e inverosímil para la época, dónde era común esclavizar a las culturas colonizadas (o directamente llevar a cabo un exterminio étnico), como tanto venía haciendo el Imperio Inglés y seguiría haciendo durante su historia.

La doble realidad de la conquista, por otra parte, es que un acto de invasión territorial nunca es correcto a ojos de la moral contemporánea, aunque para ese siglo, en esa época y con esos conocimientos limitados era algo común y absolutamente comprensible. Muchas veces incluso se nos achaca a los occidentales haber sido los malos de la historia, pero los objetivos del descubrimiento eran el comercio y la exploración, no el exterminio y la imposición cultural. España llevó a América la ciencia y la tecnología y permitió que nuestra cultura no aplastara a la otra sino que hicieran sus aportaciones culturales; la cultura americana aceptó nuestra cultura y mantuvo la suya. El Imperio Español dejó un buen legado de universidades, centros de enseñanza y modernizaciones económicas sobre el trabajo del campo, así como la creación de nuevos empleos basados en infraestructuras de producción y construcción al márgen del campo.

Sin el Imperio Español, los pueblos indígenas habrían sido exterminados sin miramientos por los británicos, o se hubiera alargado inevitablemente su esclavitud bajo la tiranía del Imperio Azteca.
MATERIALISMO HISTÓRICO CONTRA LA LEYENDA NEGRA. El Imperio Español supuso nada más y nada menos que la salvación de los pueblos indígenas de América, amenazados por el Imperio Inglés, los cuales, rebajando a los colonizados a la categoría de insectos, realizó un rotundo exterminio de los grupos indígenas del norte de América. Muchos soldados indígenas de pueblos azotados por el Imperio Azteca y el Imperio Británico, ambos esclavistas y genocidas, optaron voluntariamente por ingresar en el ejército español para proteger a su pueblo de la invasión genocida extranjera. Poco tardó el Imperio en incluir una legislación estatal para considerar a los ciudadanos de las Américas como ciudadanos españoles; con todos los derechos cívicos y políticos que poseían los españoles peninsulares, algo absolutamente revolucionario e inverosímil para la época, dónde era común esclavizar a las culturas colonizadas (o directamente llevar a cabo un exterminio étnico), como tanto venía haciendo el Imperio Inglés y seguiría haciendo durante su historia. La doble realidad de la conquista, por otra parte, es que un acto de invasión territorial nunca es correcto a ojos de la moral contemporánea, aunque para ese siglo, en esa época y con esos conocimientos limitados era algo común y absolutamente comprensible. Muchas veces incluso se nos achaca a los occidentales haber sido los malos de la historia, pero los objetivos del descubrimiento eran el comercio y la exploración, no el exterminio y la imposición cultural. España llevó a América la ciencia y la tecnología y permitió que nuestra cultura no aplastara a la otra sino que hicieran sus aportaciones culturales; la cultura americana aceptó nuestra cultura y mantuvo la suya. El Imperio Español dejó un buen legado de universidades, centros de enseñanza y modernizaciones económicas sobre el trabajo del campo, así como la creación de nuevos empleos basados en infraestructuras de producción y construcción al márgen del campo. Sin el Imperio Español, los pueblos indígenas habrían sido exterminados sin miramientos por los británicos, o se hubiera alargado inevitablemente su esclavitud bajo la tiranía del Imperio Azteca.
Por la Ley de gobierno de Irlanda de 1920, Irlanda fue dividida en Irlanda del Norte e Irlanda del Sur. Según las condiciones del Tratado Anglo-irlandés del 6 de diciembre de 1921, que puso fin a la guerra, Irlanda del Norte tenía la opción de retirarse del recién constituido Estado Libre Irlandés y seguir siendo parte del Reino Unido. El parlamento de Irlanda del Norte siguió ese camino, y se constituyó una comisión para delimitar la frontera.

Los líderes irlandeses confiaban en que la división reduciría el tamaño de Irlanda del Norte en tal medida, que el país sería económicamente inviable. Según el mito, la división fue el punto de ruptura entre los favorables y los contrarios al tratado; muy al contrario, todos esperaban que la comisiónrindiese Irlanda del Norte. La escisión obedecía en realidad a problemas de orden simbólico: ¿podía disolverse la República de Irlanda? ¿Podían los políticos irlandeses pronunciar el juramento de lealtad exigido por el tratado? Los republicanos contrarios al tratado, encabezados por de Valera, respondían negativamente a ambas preguntas; cuando el Parlamento Irlandés aprobó el tratado con una exigua mayoría, abandonaron sus escaños.

Muchos de los altos cargos del IRA antiguo, el ejército de la república, engrosaron las filas del nuevo ejército nacional del Estado Libre Irlandés, mientras que otros volvieron a la vida civil. Muchos otros, que siguieron utilizando el nombre de IRA, iniciaron una guerra civil contra el nuevo Estado Libre Irlandés, encabezado ahora por W.T. Cosgrave. En este enfrentamiento se perdieron tanto conocidos líderes republicanos (Michael Collins) como el propio IRA antiguo, que inició una espiral de escisiones sin fin durante todo el resto del siglo XX. 
El pueblo de Irlanda del Norte ha presentado durante todo el conflicto un férreo apoyo a la organización armada, que aún perdura en estado de nostalgia. Los murales de Belfast, que se renuevan progresivamente, son claro ejemplo de ello.
Por la Ley de gobierno de Irlanda de 1920, Irlanda fue dividida en Irlanda del Norte e Irlanda del Sur. Según las condiciones del Tratado Anglo-irlandés del 6 de diciembre de 1921, que puso fin a la guerra, Irlanda del Norte tenía la opción de retirarse del recién constituido Estado Libre Irlandés y seguir siendo parte del Reino Unido. El parlamento de Irlanda del Norte siguió ese camino, y se constituyó una comisión para delimitar la frontera. Los líderes irlandeses confiaban en que la división reduciría el tamaño de Irlanda del Norte en tal medida, que el país sería económicamente inviable. Según el mito, la división fue el punto de ruptura entre los favorables y los contrarios al tratado; muy al contrario, todos esperaban que la comisiónrindiese Irlanda del Norte. La escisión obedecía en realidad a problemas de orden simbólico: ¿podía disolverse la República de Irlanda? ¿Podían los políticos irlandeses pronunciar el juramento de lealtad exigido por el tratado? Los republicanos contrarios al tratado, encabezados por de Valera, respondían negativamente a ambas preguntas; cuando el Parlamento Irlandés aprobó el tratado con una exigua mayoría, abandonaron sus escaños. Muchos de los altos cargos del IRA antiguo, el ejército de la república, engrosaron las filas del nuevo ejército nacional del Estado Libre Irlandés, mientras que otros volvieron a la vida civil. Muchos otros, que siguieron utilizando el nombre de IRA, iniciaron una guerra civil contra el nuevo Estado Libre Irlandés, encabezado ahora por W.T. Cosgrave. En este enfrentamiento se perdieron tanto conocidos líderes republicanos (Michael Collins) como el propio IRA antiguo, que inició una espiral de escisiones sin fin durante todo el resto del siglo XX. El pueblo de Irlanda del Norte ha presentado durante todo el conflicto un férreo apoyo a la organización armada, que aún perdura en estado de nostalgia. Los murales de Belfast, que se renuevan progresivamente, son claro ejemplo de ello.
LA TORTURA A MARCOS MARTÍN PONCE.

Entre cuatro funcionarios, que acumulan incontables denuncias por malos tratos y torturas, tanto a presos políticos como a sociales, me dieron una paliza con porras, patadas, rodillazos, puñetazos… mientras que me encontraba esposado y desnudo.

Justo antes de perder el conocimiento, la última imagen que recuerdo es como se codeaban entre ellos para ver quien cogía la mejor posición para golpear con más saña. Cuando recobré el conocimiento estaba siendo arrastrado desnudo esposado a la espalda, sin apenas un suspiro de energía para oponer resistencia… sangrando por la boca.

Mis pies se deslizaban sobre mi propia sangre dejando dos sucios bermellones por los pasillos de aislamiento hasta llegar a una celda de castigo, donde me ataron a un somier de acero, de pies, manos y cintura. En ese potro de tortura mientras yo escupía sangre a borbotones, los funcionarios hacían lo propio con su odio de clase, como fieles mercenarios del capitalismo, a modo de insultos contra mi condición de preso político comunista.

El dolor en el pecho era insoportable cada vez que tosía. Uno de los carceleros comentó: «habrá que atarlo boca abajo, no se vaya a ahogar con su propia sangre». Y así me dejaron durante 48 horas, desnudo en pleno invierno, con la ventana abierta, orinándome encima. No recibí ni ropa, ni mantas, ni comida, ni agua. 
Únicamente la reflexión de que, si estos son los más altos niveles de democracia y libertad que este sistema político está dispuesto a ofrecernos, será cuestión de cada cual, y del conjunto de todos nosotros, el atreverse a mirar de frente a la cruda realidad y decidir qué es lo que se tiene que hacer para que ningún preso político ni social, vuelva a ser torturado o maltratado; siempre teniendo en cuenta que las prisiones son, tan solo, un eslabón más del sistema represivo de este Estado.

Relato completo: http://www.presos.org.es/index.php/2017/08/11/el-precio-de-la-tortura-denuncia-de-marcos-martin-ponce/
LA TORTURA A MARCOS MARTÍN PONCE. Entre cuatro funcionarios, que acumulan incontables denuncias por malos tratos y torturas, tanto a presos políticos como a sociales, me dieron una paliza con porras, patadas, rodillazos, puñetazos… mientras que me encontraba esposado y desnudo. Justo antes de perder el conocimiento, la última imagen que recuerdo es como se codeaban entre ellos para ver quien cogía la mejor posición para golpear con más saña. Cuando recobré el conocimiento estaba siendo arrastrado desnudo esposado a la espalda, sin apenas un suspiro de energía para oponer resistencia… sangrando por la boca. Mis pies se deslizaban sobre mi propia sangre dejando dos sucios bermellones por los pasillos de aislamiento hasta llegar a una celda de castigo, donde me ataron a un somier de acero, de pies, manos y cintura. En ese potro de tortura mientras yo escupía sangre a borbotones, los funcionarios hacían lo propio con su odio de clase, como fieles mercenarios del capitalismo, a modo de insultos contra mi condición de preso político comunista. El dolor en el pecho era insoportable cada vez que tosía. Uno de los carceleros comentó: «habrá que atarlo boca abajo, no se vaya a ahogar con su propia sangre». Y así me dejaron durante 48 horas, desnudo en pleno invierno, con la ventana abierta, orinándome encima. No recibí ni ropa, ni mantas, ni comida, ni agua. Únicamente la reflexión de que, si estos son los más altos niveles de democracia y libertad que este sistema político está dispuesto a ofrecernos, será cuestión de cada cual, y del conjunto de todos nosotros, el atreverse a mirar de frente a la cruda realidad y decidir qué es lo que se tiene que hacer para que ningún preso político ni social, vuelva a ser torturado o maltratado; siempre teniendo en cuenta que las prisiones son, tan solo, un eslabón más del sistema represivo de este Estado. Relato completo: http://www.presos.org.es/index.php/2017/08/11/el-precio-de-la-tortura-denuncia-de-marcos-martin-ponce/
Belfast, Irlanda del Norte.

Mural por la libertad del pueblo irlandés, por la legítima independencia de Irlanda del Norte contra el opresivo gobierno de Gran Bretaña y en homenaje al movimiento revolucionario internacional.

1. Mural por la independencia de Irlanda del Norte y en apoyo al IRA (Irish Revolutionary Army). -

2. Mural por la independencia del Norte de Irlanda. -

3. Ibidem. -

4. Cartel de solidaridad de los Presos Políticos Irlandeses con los Presos Políticos palestinos. -

5. Homenaje del pueblo irlandés al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Fotografías tomadas el 17/8/2017.
Belfast, Irlanda del Norte. Mural por la libertad del pueblo irlandés, por la legítima independencia de Irlanda del Norte contra el opresivo gobierno de Gran Bretaña y en homenaje al movimiento revolucionario internacional. 1. Mural por la independencia de Irlanda del Norte y en apoyo al IRA (Irish Revolutionary Army). - 2. Mural por la independencia del Norte de Irlanda. - 3. Ibidem. - 4. Cartel de solidaridad de los Presos Políticos Irlandeses con los Presos Políticos palestinos. - 5. Homenaje del pueblo irlandés al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Fotografías tomadas el 17/8/2017.
¿Y QUÉ DEBEMOS HACER LOS MARXISTAS CONTRA LA REPRESIÓN?

Podemos observar el aumento de la represión del Estado que está afectando a la lucha de la clase trabajadora, que se encuentra dificultades y trabas para reivindicar sus derechos económicos y políticos. Es por esto que las organizaciones comunistas debemos analizar y tratar esta cuestión como una prioridad para que no suponga un freno a las aspiraciones políticas de la clase obrera.

Es cierto que la debilidad actual del movimiento comunista en España dificulta la toma de medidas para evitar en gran parte la desmovilización que esta represión produce. Sin embargo, sí creemos que hay una serie de aspectos de los que podemos y debemos encargarnos como organización partidaria o impulsar desde los propios frentes de masas.

Resulta vital en el actual sistema represivo, en el que se prima el castigo económico, la creación de cajas de resistencia que puedan asumir las multas económicas que reciban quienes militen en un sindicato u otro colectivo para evitar que personas concretas carguen con el peso de la multa y sirva como argumento desmotivador para participar en dicho proyecto.

Por otro lado es esencial una formación completa de la militancia tanto de los frentes de masas como de las organizaciones partidarias sobre la legalidad represiva para conocer las reglas del juego con las que nos movemos, evitar multas absurdas y tratar de ir siempre un paso por delante de las trampas que inevitablemente nos querrá plantear el Estado burgués.

Por último, y a modo de conclusión, es importante destacar que este no es un problema coyuntural porque en el gobierno se encuentre este u otro partido político. Es algo estructural, una tendencia que irá a más a medida que la burguesía perciba a la clase obrera como enemigo potencial o realmente peligroso para su posición social. Por ello, deberá ser el Partido Comunista, por ser la herramienta capaz de analizar y tomar medidas de forma más eficaz, el que busque las vías y asegure que la lucha obrera continúe su curso que debe desembocar con la clase trabajadora desempeñando el papel que le corresponde en la historia, tomando el poder.

Agradecimientos: @jovenescombatientes
¿Y QUÉ DEBEMOS HACER LOS MARXISTAS CONTRA LA REPRESIÓN? Podemos observar el aumento de la represión del Estado que está afectando a la lucha de la clase trabajadora, que se encuentra dificultades y trabas para reivindicar sus derechos económicos y políticos. Es por esto que las organizaciones comunistas debemos analizar y tratar esta cuestión como una prioridad para que no suponga un freno a las aspiraciones políticas de la clase obrera. Es cierto que la debilidad actual del movimiento comunista en España dificulta la toma de medidas para evitar en gran parte la desmovilización que esta represión produce. Sin embargo, sí creemos que hay una serie de aspectos de los que podemos y debemos encargarnos como organización partidaria o impulsar desde los propios frentes de masas. Resulta vital en el actual sistema represivo, en el que se prima el castigo económico, la creación de cajas de resistencia que puedan asumir las multas económicas que reciban quienes militen en un sindicato u otro colectivo para evitar que personas concretas carguen con el peso de la multa y sirva como argumento desmotivador para participar en dicho proyecto. Por otro lado es esencial una formación completa de la militancia tanto de los frentes de masas como de las organizaciones partidarias sobre la legalidad represiva para conocer las reglas del juego con las que nos movemos, evitar multas absurdas y tratar de ir siempre un paso por delante de las trampas que inevitablemente nos querrá plantear el Estado burgués. Por último, y a modo de conclusión, es importante destacar que este no es un problema coyuntural porque en el gobierno se encuentre este u otro partido político. Es algo estructural, una tendencia que irá a más a medida que la burguesía perciba a la clase obrera como enemigo potencial o realmente peligroso para su posición social. Por ello, deberá ser el Partido Comunista, por ser la herramienta capaz de analizar y tomar medidas de forma más eficaz, el que busque las vías y asegure que la lucha obrera continúe su curso que debe desembocar con la clase trabajadora desempeñando el papel que le corresponde en la historia, tomando el poder. Agradecimientos: @jovenescombatientes
«No sabemos su nombre. Ni la edad que tiene. Ni qué come con los 1,3 euros al día que gana por coser las camisas y pantalones que su jefe luego vende en Europa multiplicado por diez.
Con su salario, no se puede comprar ni la prenda más barata que haya en la tienda de Zara de cualquier ciudad española.
sus ocho o nueve años, esta niña no va a la escuela pero eso no nos emociona en Occidente, porque no ha emprendido tanto y tan bien como el segundo hombre más rico del mundo, su jefe, que presume de origen humilde como si el origen fuera suficiente para ser justo con la gente sencilla el resto de su vida. 
Tampoco sabemos nada de las cientos de niñas que han muerto abrasadas por las llamas en los incendios que tienen lugar en los talleres textiles de Bangladesh por menos de 30 euros al mes. Del último incendio conocido, sabemos que murieron 400 personas y más de 1.000 heridos. Ni siquiera sabemos si esta niña sigue viva o ha muerto mientras engordaba la cuenta de resultados del dueño de Inditex. 
Sabemos algo más, pero no mucho más, de las criaturas que venden las ropas estilosas de Amancio Ortega en las tiendas de su emporio en España. Mujeres jóvenes a las que les pagan 800 euros y que su dueño, para evitar la representación sindical y que las trabajadoras reclamen derechos a un salario digno y un trabajo decente, despieza sus tiendas en innumerables sedes fiscales con el objetivo de pagar menos impuestos en el país que lo ha encumbrado a los altares de los emprendedores.

En cualquier sociedad decente, Amancio Ortega estaría perseguido por la Justicia por haber levantado un emporio a base del sufrimiento de niñas de ocho o nueve años y de trocear sus empresas para pagar los mismos impuestos que cualquier pequeño y mediano empresario decente que se las ve y se las desea para sobrevivir. 
Sin embargo, este gallego de fama internacional recibe honores del Gobierno de España, premios de reputados institutos internacionales y es el héroe en todas las escuelas de negocios. Las lágrimas de Amancio Ortega por su 80 cumpleaños ocupan portadas en esta versión de capitalismo a lo Paulo Coelho que nos paraliza con la emotividad.» Raúl Solís.
«No sabemos su nombre. Ni la edad que tiene. Ni qué come con los 1,3 euros al día que gana por coser las camisas y pantalones que su jefe luego vende en Europa multiplicado por diez. Con su salario, no se puede comprar ni la prenda más barata que haya en la tienda de Zara de cualquier ciudad española. sus ocho o nueve años, esta niña no va a la escuela pero eso no nos emociona en Occidente, porque no ha emprendido tanto y tan bien como el segundo hombre más rico del mundo, su jefe, que presume de origen humilde como si el origen fuera suficiente para ser justo con la gente sencilla el resto de su vida. Tampoco sabemos nada de las cientos de niñas que han muerto abrasadas por las llamas en los incendios que tienen lugar en los talleres textiles de Bangladesh por menos de 30 euros al mes. Del último incendio conocido, sabemos que murieron 400 personas y más de 1.000 heridos. Ni siquiera sabemos si esta niña sigue viva o ha muerto mientras engordaba la cuenta de resultados del dueño de Inditex. Sabemos algo más, pero no mucho más, de las criaturas que venden las ropas estilosas de Amancio Ortega en las tiendas de su emporio en España. Mujeres jóvenes a las que les pagan 800 euros y que su dueño, para evitar la representación sindical y que las trabajadoras reclamen derechos a un salario digno y un trabajo decente, despieza sus tiendas en innumerables sedes fiscales con el objetivo de pagar menos impuestos en el país que lo ha encumbrado a los altares de los emprendedores. En cualquier sociedad decente, Amancio Ortega estaría perseguido por la Justicia por haber levantado un emporio a base del sufrimiento de niñas de ocho o nueve años y de trocear sus empresas para pagar los mismos impuestos que cualquier pequeño y mediano empresario decente que se las ve y se las desea para sobrevivir. Sin embargo, este gallego de fama internacional recibe honores del Gobierno de España, premios de reputados institutos internacionales y es el héroe en todas las escuelas de negocios. Las lágrimas de Amancio Ortega por su 80 cumpleaños ocupan portadas en esta versión de capitalismo a lo Paulo Coelho que nos paraliza con la emotividad.» Raúl Solís.
Canción del esposo soldado

He poblado tu vientre de amor y sementera,
he prolongado el eco de sangre a que respondo 
y espero sobre el surco como el arado espera:
he llegado hasta el fondo.

Morena de altas torres, alta luz y ojos altos,
esposa de mi piel, gran trago de mi vida,
tus pechos locos crecen hacia mí dando saltos
de cierva concebida.

Ya me parece que eres un cristal delicado,
temo que te me rompas al más leve tropiezo,
y a reforzar tus venas con mi piel de soldado
fuera como el cerezo.

Espejo de mi carne, sustento de mis alas,
te doy vida en la muerte que me dan y no tomo.
Mujer, mujer, te quiero cercado por las balas,
ansiado por el plomo.

Sobre los ataúdes feroces en acecho,
sobre los mismos muertos sin remedio y sin fosa
te quiero, y te quisiera besar con todo el pecho
hasta en el polvo, esposa.

Cuando junto a los campos de combate te piensa
mi frente que no enfría ni aplaca tu figura,
te acercas hacia mí como una boca inmensa
de hambrienta dentadura.

Escríbeme a la lucha, siénteme en la trinchera:
aquí con el fusil tu nombre evoco y fijo,
y defiendo tu vientre de pobre que me espera,
y defiendo tu hijo.

Nacerá nuestro hijo con el puño cerrado
envuelto en un clamor de victoria y guitarras,
y dejaré a tu puerta mi vida de soldado
sin colmillos ni garras.

Es preciso matar para seguir viviendo.
Un día iré a la sombra de tu pelo lejano,
y dormiré en la sábana de almidón y de estruendo
cosida por tu mano.

Tus piernas implacables al parto van derechas,
y tu implacable boca de labios indomables,
y ante mi soledad de explosiones y brechas
recorres un camino de besos implacables.

Para el hijo será la paz que estoy forjando.
Y al fin en un océano de irremediables huesos
tu corazón y el mío naufragarán, quedando
una mujer y un hombre gastados por los besos.
Canción del esposo soldado He poblado tu vientre de amor y sementera, he prolongado el eco de sangre a que respondo y espero sobre el surco como el arado espera: he llegado hasta el fondo. Morena de altas torres, alta luz y ojos altos, esposa de mi piel, gran trago de mi vida, tus pechos locos crecen hacia mí dando saltos de cierva concebida. Ya me parece que eres un cristal delicado, temo que te me rompas al más leve tropiezo, y a reforzar tus venas con mi piel de soldado fuera como el cerezo. Espejo de mi carne, sustento de mis alas, te doy vida en la muerte que me dan y no tomo. Mujer, mujer, te quiero cercado por las balas, ansiado por el plomo. Sobre los ataúdes feroces en acecho, sobre los mismos muertos sin remedio y sin fosa te quiero, y te quisiera besar con todo el pecho hasta en el polvo, esposa. Cuando junto a los campos de combate te piensa mi frente que no enfría ni aplaca tu figura, te acercas hacia mí como una boca inmensa de hambrienta dentadura. Escríbeme a la lucha, siénteme en la trinchera: aquí con el fusil tu nombre evoco y fijo, y defiendo tu vientre de pobre que me espera, y defiendo tu hijo. Nacerá nuestro hijo con el puño cerrado envuelto en un clamor de victoria y guitarras, y dejaré a tu puerta mi vida de soldado sin colmillos ni garras. Es preciso matar para seguir viviendo. Un día iré a la sombra de tu pelo lejano, y dormiré en la sábana de almidón y de estruendo cosida por tu mano. Tus piernas implacables al parto van derechas, y tu implacable boca de labios indomables, y ante mi soledad de explosiones y brechas recorres un camino de besos implacables. Para el hijo será la paz que estoy forjando. Y al fin en un océano de irremediables huesos tu corazón y el mío naufragarán, quedando una mujer y un hombre gastados por los besos.
¡ALERTA! ¡ESTÁN DEJANDO CIEGO AL CAMARADA ARENAS!

Recientemente nos han llegado noticias muy preocupantes sobre el estado de salud de Manuel Pérez Martínez, Arenas: se está quedando ciego. Después de tanto batallar para que le operaran del problema de cataratas que sufría desde hacía varios años, el resultado de esta operación no ha sido satisfactorio, ya que tiene una infección en el ojo operado, y tanto la infección como la pérdida de visión se están agravando debido a que en la cárcel no le están proporcionando la atención médica que necesita.

Sus familiares y allegados más próximos nos han contado que en la última comunicación que mantuvieron con él en la prisión de Albocasser, les dijo que no se molestaran en llevarle libros porque ya no puede leer. Y tampoco puede escribir, ni dibujar… estos fascistas le están dejando ciego, quieren impedir que siga desarrollando su trabajo revolucionario desde la cárcel, pretenden que caiga en la desesperación, quieren que se rinda.

Manuel Pérez Martínez, Arenas, está condenado a cadena perpetua por el único delito de ser el Secretario General del PCE(r), y a su edad, 72 años, esta cadena perpetua es de facto una condena a muerte. ¿Vamos a permitir que le dejen ciego? ¿Vamos a permitir que aniquilen lentamente y con total impunidad a este comunista y revolucionario ejemplar? De nosotros depende que no logren su objetivo. De nosotros depende que los mensajes de solidaridad con Arenas atraviesen los muros de la prisión de Albocasser, de nosotros depende que las peticiones reclamando su libertad inunden el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, y de nosotros depende que en los barrios obreros no quede ni una sola pared sin una pintada o un cartel en el que se lea: ¡Arenas libertad!

Coalición por l★s pres★s polític★s:

@accion_proletaria
@arte_proletario
@socialismo.y.libertad
@lucha_proletaria
@mitos_socialistas
@republica_1931
@sangre_antifascista
@socorro_rojo_internacional
@jovenescombatientes
@rompetuscadenas
¡ALERTA! ¡ESTÁN DEJANDO CIEGO AL CAMARADA ARENAS! Recientemente nos han llegado noticias muy preocupantes sobre el estado de salud de Manuel Pérez Martínez, Arenas: se está quedando ciego. Después de tanto batallar para que le operaran del problema de cataratas que sufría desde hacía varios años, el resultado de esta operación no ha sido satisfactorio, ya que tiene una infección en el ojo operado, y tanto la infección como la pérdida de visión se están agravando debido a que en la cárcel no le están proporcionando la atención médica que necesita. Sus familiares y allegados más próximos nos han contado que en la última comunicación que mantuvieron con él en la prisión de Albocasser, les dijo que no se molestaran en llevarle libros porque ya no puede leer. Y tampoco puede escribir, ni dibujar… estos fascistas le están dejando ciego, quieren impedir que siga desarrollando su trabajo revolucionario desde la cárcel, pretenden que caiga en la desesperación, quieren que se rinda. Manuel Pérez Martínez, Arenas, está condenado a cadena perpetua por el único delito de ser el Secretario General del PCE(r), y a su edad, 72 años, esta cadena perpetua es de facto una condena a muerte. ¿Vamos a permitir que le dejen ciego? ¿Vamos a permitir que aniquilen lentamente y con total impunidad a este comunista y revolucionario ejemplar? De nosotros depende que no logren su objetivo. De nosotros depende que los mensajes de solidaridad con Arenas atraviesen los muros de la prisión de Albocasser, de nosotros depende que las peticiones reclamando su libertad inunden el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, y de nosotros depende que en los barrios obreros no quede ni una sola pared sin una pintada o un cartel en el que se lea: ¡Arenas libertad! Coalición por l★s pres★s polític★s: @accion_proletaria @arte_proletario @socialismo.y.libertad @lucha_proletaria @mitos_socialistas @republica_1931 @sangre_antifascista @socorro_rojo_internacional @jovenescombatientes @rompetuscadenas
La cebolla es escarcha
cerrada y pobre:
escarcha de tus días
y de mis noches.
Hambre y cebolla:
hielo negro y escarcha
grande y redonda.

En la cuna del hambre
mi niño estaba.
Con sangre de cebolla
se amamantaba.
Pero tu sangre,
escarchada de azúcar,
cebolla y hambre.

Una mujer morena,
resuelta en luna,
se derrama hilo a hilo
sobre la cuna.
Ríete, niño,
que te tragas la luna
cuando es preciso.

Alondra de mi casa,
ríete mucho.
Es tu risa en los ojos
la luz del mundo.
Ríete tanto
que en el alma al oírte,
bata el espacio.

Tu risa me hace libre,
me pone alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca.
Boca que vuela,
corazón que en tus labios
relampaguea.

Es tu risa la espada
más victoriosa.
Vencedor de las flores
y las alondras.
Rival del sol.
Porvenir de mis huesos
y de mi amor.

La carne aleteante,
súbito el párpado,
el vivir como nunca
coloreado.
¡Cuánto jilguero
se remonta, aletea,
desde tu cuerpo!

Desperté de ser niño.
Nunca despiertes.
Triste llevo la boca.
Ríete siempre.
Siempre en la cuna,
defendiendo la risa
pluma por pluma.

Ser de vuelo tan alto,
tan extendido,
que tu carne parece
cielo cernido.
¡Si yo pudiera
remontarme al origen
de tu carrera!

Al octavo mes ríes
con cinco azahares.
Con cinco diminutas
ferocidades.
Con cinco dientes
como cinco jazmines
adolescentes.

Frontera de los besos
serán mañana,
cuando en la dentadura
sientas un arma.
Sientas un fuego
correr dientes abajo
buscando el centro.

Vuela niño en la doble
luna del pecho.
Él, triste de cebolla.
Tú, satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa
ni lo que ocurre.
La cebolla es escarcha cerrada y pobre: escarcha de tus días y de mis noches. Hambre y cebolla: hielo negro y escarcha grande y redonda. En la cuna del hambre mi niño estaba. Con sangre de cebolla se amamantaba. Pero tu sangre, escarchada de azúcar, cebolla y hambre. Una mujer morena, resuelta en luna, se derrama hilo a hilo sobre la cuna. Ríete, niño, que te tragas la luna cuando es preciso. Alondra de mi casa, ríete mucho. Es tu risa en los ojos la luz del mundo. Ríete tanto que en el alma al oírte, bata el espacio. Tu risa me hace libre, me pone alas. Soledades me quita, cárcel me arranca. Boca que vuela, corazón que en tus labios relampaguea. Es tu risa la espada más victoriosa. Vencedor de las flores y las alondras. Rival del sol. Porvenir de mis huesos y de mi amor. La carne aleteante, súbito el párpado, el vivir como nunca coloreado. ¡Cuánto jilguero se remonta, aletea, desde tu cuerpo! Desperté de ser niño. Nunca despiertes. Triste llevo la boca. Ríete siempre. Siempre en la cuna, defendiendo la risa pluma por pluma. Ser de vuelo tan alto, tan extendido, que tu carne parece cielo cernido. ¡Si yo pudiera remontarme al origen de tu carrera! Al octavo mes ríes con cinco azahares. Con cinco diminutas ferocidades. Con cinco dientes como cinco jazmines adolescentes. Frontera de los besos serán mañana, cuando en la dentadura sientas un arma. Sientas un fuego correr dientes abajo buscando el centro. Vuela niño en la doble luna del pecho. Él, triste de cebolla. Tú, satisfecho. No te derrumbes. No sepas lo que pasa ni lo que ocurre.
SOÑÉ QUE TU ME LLEVABAS:

Soñé que tú me llevabas
por una blanca vereda,
en medio del campo verde,
hacia el azul de las sierras,
hacia los montes azules,
una mañana serena. .

Sentí tu mano en la mía,
tu mano de compañera,
tu voz de niña en mi oído
como una campana nueva,
como una campana virgen
de un alba de primavera. .
¡Eran tu voz y tu mano,
en sueños, tan verdaderas!... .

Vive, esperanza, ¡quién sabe
lo que se traga la tierra!
SOÑÉ QUE TU ME LLEVABAS: Soñé que tú me llevabas por una blanca vereda, en medio del campo verde, hacia el azul de las sierras, hacia los montes azules, una mañana serena. . Sentí tu mano en la mía, tu mano de compañera, tu voz de niña en mi oído como una campana nueva, como una campana virgen de un alba de primavera. . ¡Eran tu voz y tu mano, en sueños, tan verdaderas!... . Vive, esperanza, ¡quién sabe lo que se traga la tierra!
“A Galopar”, Rafael Alberti.

Las tierras, las tierras, las tierras de España,
las grandes, las solas, desiertas llanuras.
Galopa, caballo cuatralbo,
jinete del pueblo,
al sol y a la luna. ¡A galopar,
a galopar,
hasta enterrarlos en el mar!

A corazón suenan, resuenan, resuenan
las tierras de España, en las herraduras.
Galopa, jinete del pueblo,
caballo cuatralbo,
caballo de espuma. ¡A galopar,
a galopar,
hasta enterrarlos en el mar!

Nadie, nadie, nadie, que enfrente no hay nadie;
que es nadie la muerte si va en tu montura.
Galopa, caballo cuatralbo,
jinete del pueblo,
que la tierra es tuya. ¡A galopar,
a galopar,
hasta enterrarlos en el mar!
“A Galopar”, Rafael Alberti. Las tierras, las tierras, las tierras de España, las grandes, las solas, desiertas llanuras. Galopa, caballo cuatralbo, jinete del pueblo, al sol y a la luna. ¡A galopar, a galopar, hasta enterrarlos en el mar! A corazón suenan, resuenan, resuenan las tierras de España, en las herraduras. Galopa, jinete del pueblo, caballo cuatralbo, caballo de espuma. ¡A galopar, a galopar, hasta enterrarlos en el mar! Nadie, nadie, nadie, que enfrente no hay nadie; que es nadie la muerte si va en tu montura. Galopa, caballo cuatralbo, jinete del pueblo, que la tierra es tuya. ¡A galopar, a galopar, hasta enterrarlos en el mar!
Stalin
Por encima del mar, sobre las cordilleras,
a través de los valles, los bosques y los ríos,
por sobre los oasis y arenales desérticos,
por sobre los callados horizontes sin límites
y las deshabitadas regiones de las nieves
va pasando la voz, nos va llegando
tristemente la voz que nos lo anuncia.

José Stalin ha muerto.

A  través de las calles y las plazas de los
grandes poblados,
por los anchos caminos generales y
perdidos senderos,
por sobre las atónitas aldeas, asombradas campiñas,
planicies solitarias, subterráneos
corredores mineros, olvidadas
islas y golpeados litorales desnudos
va pasando la voz, nos va llegando
tristemente la voz que nos lo anuncia.

José Stalin ha muerto.

Va cruzando las horas oscuras de la
noche,
la madrugada, el día, los extensos
crepúsculos,
todo lo austral y nórdico que
comprende la tierra,
y no hay razas, no hay pueblos, no hay rincones,
no hay partículas mínimas del mundo
en donde no penetre la voz que va llegando,
la voz que tristemente nos lo anuncia.

José Stalin ha muerto.

III

No ha muerto Stalin. No has muerto.
Que cada lágrima cante
tu recuerdo.
Que cada gemido cante
tu recuerdo.
Tu pueblo tiene tu forma,
su voz tu viril acento.

No has muerto.
Hablan por ti sus talleres,
el hombre y la mujer nuevos.
No has muerto.

Sus piedras llevan tu nombre,
sus construcciones tu sueño.
No has muerto.

No hay mares donde no habites,
ríos donde no estés dentro.
No has muerto.

Campos en donde tus manos
abiertas no se hayan puesto.
No has muerto.

Cielos por donde no cruce
como un sol tu pensamiento.
No has muerto.

No hay ciudad que no recuerde
tu nombre cuando era fuego.
No has muerto.

Laureles de Stalingrado
siempre dirán que no has muerto.
No has muerto.

Los niños en sus canciones
te cantarán que no E muerto.
Los niños pobres del mundo,
que no has muerto.

Y en las cárceles de España
y en sus más perdidos pueblos
dirán que no has muerto.

Y los esclavos hundidos,
los amarillos, los negros,
los más olvidados tristes,
los más rotos sin consuelo,
dirán que no has muerto.

La Tierra toda girando,
que no has muerto.
Lenin, junto a ti dormido,
también dirá que no has muerto.
Stalin Por encima del mar, sobre las cordilleras, a través de los valles, los bosques y los ríos, por sobre los oasis y arenales desérticos, por sobre los callados horizontes sin límites y las deshabitadas regiones de las nieves va pasando la voz, nos va llegando tristemente la voz que nos lo anuncia. José Stalin ha muerto. A  través de las calles y las plazas de los grandes poblados, por los anchos caminos generales y perdidos senderos, por sobre las atónitas aldeas, asombradas campiñas, planicies solitarias, subterráneos corredores mineros, olvidadas islas y golpeados litorales desnudos va pasando la voz, nos va llegando tristemente la voz que nos lo anuncia. José Stalin ha muerto. Va cruzando las horas oscuras de la noche, la madrugada, el día, los extensos crepúsculos, todo lo austral y nórdico que comprende la tierra, y no hay razas, no hay pueblos, no hay rincones, no hay partículas mínimas del mundo en donde no penetre la voz que va llegando, la voz que tristemente nos lo anuncia. José Stalin ha muerto. III No ha muerto Stalin. No has muerto. Que cada lágrima cante tu recuerdo. Que cada gemido cante tu recuerdo. Tu pueblo tiene tu forma, su voz tu viril acento. No has muerto. Hablan por ti sus talleres, el hombre y la mujer nuevos. No has muerto. Sus piedras llevan tu nombre, sus construcciones tu sueño. No has muerto. No hay mares donde no habites, ríos donde no estés dentro. No has muerto. Campos en donde tus manos abiertas no se hayan puesto. No has muerto. Cielos por donde no cruce como un sol tu pensamiento. No has muerto. No hay ciudad que no recuerde tu nombre cuando era fuego. No has muerto. Laureles de Stalingrado siempre dirán que no has muerto. No has muerto. Los niños en sus canciones te cantarán que no E muerto. Los niños pobres del mundo, que no has muerto. Y en las cárceles de España y en sus más perdidos pueblos dirán que no has muerto. Y los esclavos hundidos, los amarillos, los negros, los más olvidados tristes, los más rotos sin consuelo, dirán que no has muerto. La Tierra toda girando, que no has muerto. Lenin, junto a ti dormido, también dirá que no has muerto.
RESISTENCIA Y TORTURA A MARÍA JOSÉ BAÑOS.

Desde muy cría conocí el mundo de las drogas, me convertí en politoxicómana y mi mundo era el de la delincuencia menor.

En 1992, con una hija y en prisión me dijeron que era seropositiva. Pero parecía que todo me daba igual, vivir o morir era parecido. Mucha gente me preguntaba sobre lo que opinaba sobre mi futuro y yo me preguntaba que de qué futuro hablaban. Pateando patios se me fue quedando la juventud y la droga seguía en mi vida. En uno de esos patios, empecé a conocer, charlar e hice amistad con varias presas políticas. Empecé a ser consciente que esos encuentros iban a ser parte fundamental en mi vida. De la charla pasamos al intercambio de pareceres, a las discusiones políticas, sociales… Cada día me fui interesando más, leyendo, charlando hasta agotar a mis amigas…

Empecé a descubrir un mundo muy diferente al mío, solidaridad, lucha, compromiso hasta el final, un poco de real historia y mucha mucha dignidad. Mis amistades fueron creciendo, carteo, nueva gente y todo ello me fue fortaleciendo mucho en mi autoestima, confianza, conocimientos…

Dejé de consumir totalmente, y empecé a llevar una vida de dignidad y lucha en 1993. En 1994 me intentan chantajear para que rompa mi amistad con los presos políticos y me trasladan a Meco. En 1996 me trasladan a Brieva. 
Empecé a estudiar, a formarme profundamente, siempre con el aliento de las que hoy son mis camaradas. Pero II.PP no vio con buenos ojos aquella reinserción, la verdadera, que yo hacía en la vida, en la lucha, en el amor. Y casi me cuesta la vida:
En 1997 soy amenazada de muerte por la guardia civil en uno de los traslados por ser amiga de terroristas. Me hacen la vida imposible en prisión: cambios de celda continuos, me obligan a compartirlas con presas con síndrome de abstinencia y enfermedades contagiosas para mi VIH, me obligaron a tomar medicación psiquiátrica, en uno de los numerosos traslados, en la cárcel de Murcia soy golpeada por dos jefes de servicios y una tropa de carceleras, una desatención médica me hizo abortar sola en una celda, me diagnosticaron y supuestamente trataron una hernia de hiato, cuando lo que tenía era una infección.
RESISTENCIA Y TORTURA A MARÍA JOSÉ BAÑOS. Desde muy cría conocí el mundo de las drogas, me convertí en politoxicómana y mi mundo era el de la delincuencia menor. En 1992, con una hija y en prisión me dijeron que era seropositiva. Pero parecía que todo me daba igual, vivir o morir era parecido. Mucha gente me preguntaba sobre lo que opinaba sobre mi futuro y yo me preguntaba que de qué futuro hablaban. Pateando patios se me fue quedando la juventud y la droga seguía en mi vida. En uno de esos patios, empecé a conocer, charlar e hice amistad con varias presas políticas. Empecé a ser consciente que esos encuentros iban a ser parte fundamental en mi vida. De la charla pasamos al intercambio de pareceres, a las discusiones políticas, sociales… Cada día me fui interesando más, leyendo, charlando hasta agotar a mis amigas… Empecé a descubrir un mundo muy diferente al mío, solidaridad, lucha, compromiso hasta el final, un poco de real historia y mucha mucha dignidad. Mis amistades fueron creciendo, carteo, nueva gente y todo ello me fue fortaleciendo mucho en mi autoestima, confianza, conocimientos… Dejé de consumir totalmente, y empecé a llevar una vida de dignidad y lucha en 1993. En 1994 me intentan chantajear para que rompa mi amistad con los presos políticos y me trasladan a Meco. En 1996 me trasladan a Brieva. Empecé a estudiar, a formarme profundamente, siempre con el aliento de las que hoy son mis camaradas. Pero II.PP no vio con buenos ojos aquella reinserción, la verdadera, que yo hacía en la vida, en la lucha, en el amor. Y casi me cuesta la vida: En 1997 soy amenazada de muerte por la guardia civil en uno de los traslados por ser amiga de terroristas. Me hacen la vida imposible en prisión: cambios de celda continuos, me obligan a compartirlas con presas con síndrome de abstinencia y enfermedades contagiosas para mi VIH, me obligaron a tomar medicación psiquiátrica, en uno de los numerosos traslados, en la cárcel de Murcia soy golpeada por dos jefes de servicios y una tropa de carceleras, una desatención médica me hizo abortar sola en una celda, me diagnosticaron y supuestamente trataron una hernia de hiato, cuando lo que tenía era una infección.
"Jornaleros"

Jornaleros que habéis cobrado en plomo
sufrimientos, trabajos y dineros.
Cuerpos de sometido y alto lomo:
jornaleros.

Españoles que España habéis ganado
labrándola entre lluvias y entre soles.
Rabadanes del hambre y el arado:
españoles.

Esta España que, nunca satisfecha
de malograr la flor de la cizaña,
de una cosecha pasa a otra cosecha:
esta España.

Poderoso homenaje a las encinas,
homenaje del toro y el coloso,
homenaje de páramos y minas
poderoso.

Esta España que habéis amamantado
con sudores y empujes de montaña,
codician los que nunca han cultivado
esta España. ¿Dejaremos llevar cobardemente
riquezas que han forjado nuestros remos?
¿Campos que ha humedecido nuestra frente
dejaremos?

Adelanta, español, una tormenta
de martillos y hoces: ruge y canta.
Tu porvenir, tu orgullo, tu herramienta
adelanta.

Los verdugos, ejemplo de tiranos,
Hitler y Mussolini labran yugos.
Sumid en un retrete de gusanos
los verdugos.

Ellos, ellos nos traen una cadena
de cárceles, miserias y atropellos.
¿Quién España destruye y desordena?
¡Ellos!¡Ellos!

Fuera, fuera, ladrones de naciones,
guardianes de la cúpula banquera,
cluecas del capital y sus doblones:
¡fuera, fuera!

Arrojados seréis como basura
de todas partes y de todos lados.
No habrá para vosotros sepultura,
arrojados.

La saliva será vuestra mortaja,
vuestro final la bota vengativa,
y sólo os dará sombra, paz y caja
la saliva.

Jornaleros: España, loma a loma,
es de gañanes, pobres y braceros.
¡No permitáis que el rico se la coma,
jornaleros!
"Jornaleros" Jornaleros que habéis cobrado en plomo sufrimientos, trabajos y dineros. Cuerpos de sometido y alto lomo: jornaleros. Españoles que España habéis ganado labrándola entre lluvias y entre soles. Rabadanes del hambre y el arado: españoles. Esta España que, nunca satisfecha de malograr la flor de la cizaña, de una cosecha pasa a otra cosecha: esta España. Poderoso homenaje a las encinas, homenaje del toro y el coloso, homenaje de páramos y minas poderoso. Esta España que habéis amamantado con sudores y empujes de montaña, codician los que nunca han cultivado esta España. ¿Dejaremos llevar cobardemente riquezas que han forjado nuestros remos? ¿Campos que ha humedecido nuestra frente dejaremos? Adelanta, español, una tormenta de martillos y hoces: ruge y canta. Tu porvenir, tu orgullo, tu herramienta adelanta. Los verdugos, ejemplo de tiranos, Hitler y Mussolini labran yugos. Sumid en un retrete de gusanos los verdugos. Ellos, ellos nos traen una cadena de cárceles, miserias y atropellos. ¿Quién España destruye y desordena? ¡Ellos!¡Ellos! Fuera, fuera, ladrones de naciones, guardianes de la cúpula banquera, cluecas del capital y sus doblones: ¡fuera, fuera! Arrojados seréis como basura de todas partes y de todos lados. No habrá para vosotros sepultura, arrojados. La saliva será vuestra mortaja, vuestro final la bota vengativa, y sólo os dará sombra, paz y caja la saliva. Jornaleros: España, loma a loma, es de gañanes, pobres y braceros. ¡No permitáis que el rico se la coma, jornaleros!
Miguel Hernández nació el 30 de octubre de 1910 en Orihuela (Comunidad Valenciana).
Miguel fue pastor de cabras desde muy temprana edad. Fue escolarizado desde 1915 hasta 1916 en el centro de enseñanza «Nuestra Señora de Monserrat» y de 1918 a 1923 recibió educación primaria en las escuelas del Amor de Dios. En 1923 pasa a estudiar el bachillerato en el colegio de Santo Domingo de Orihuela, regentado por los jesuitas, que le proponen para una beca con la que continuar sus estudios, que su padre rechaza. En 1925 abandonó los estudios por orden paterna para dedicarse en exclusiva al pastoreo. Mientras cuidaba el rebaño, Hernández leía con avidez y escribía sus primeros poemas.

Su primera formación poética se basa en las obras que llenaban los armarios de la biblioteca pública de su pueblo. Aquí lee autores clásicos del Siglo de Oro español, Lope de Vega, Góngora, Quevedo,... También lee obras básicas de la cultura española, como el _Cantar de Mio Cid_ del manuscrito de Peer Abat y el Marqués de Santillana. Estos autores lo harán enamorarse de la métrica clásica y barroca y comenzará así una primera etapa barroca, donde escribe *Perito en Lunas* y, más adelante, una vez pulida al máximo su técnica métrica barroca, escribe *El Rayo que no Cesa*, donde publica su primera elegía, a Ramón Sijé, inmortalizando su pueblo en la dedicatoria y dejándonos uno de los mejores poemas del autor. 
Al empezar la Guerra Civil, Miguel Hernández, que estaba en Orihuela, decide alistarse al Bando Republicano, estando ya alistado al PCE. Entonces ejerce una función de Comisario Político Militar en las filas del Ejército Popular, fieles a la República. Entonces escribe su majestuosa obra *Viento del Pueblo*, de carácter puramente obrero y marxista y, posteriormente, poco antes de acabar el conflicto, en 1939, escribe *El hombre acecha*. Poco después entra preso, pasa por varias cárceles y escribe el *Cancionero y Romancero de ausencias*, donde publica sus magnificas _Nanas a la cebolla_, debido a que era la única comida que sus hijos podían comer. Miguel Hernández escribe aquí su visión más triste y pesimista, donde lo único que le alegra es el vientre en cinta de su espoa.
Miguel Hernández nació el 30 de octubre de 1910 en Orihuela (Comunidad Valenciana). Miguel fue pastor de cabras desde muy temprana edad. Fue escolarizado desde 1915 hasta 1916 en el centro de enseñanza «Nuestra Señora de Monserrat» y de 1918 a 1923 recibió educación primaria en las escuelas del Amor de Dios. En 1923 pasa a estudiar el bachillerato en el colegio de Santo Domingo de Orihuela, regentado por los jesuitas, que le proponen para una beca con la que continuar sus estudios, que su padre rechaza. En 1925 abandonó los estudios por orden paterna para dedicarse en exclusiva al pastoreo. Mientras cuidaba el rebaño, Hernández leía con avidez y escribía sus primeros poemas. Su primera formación poética se basa en las obras que llenaban los armarios de la biblioteca pública de su pueblo. Aquí lee autores clásicos del Siglo de Oro español, Lope de Vega, Góngora, Quevedo,... También lee obras básicas de la cultura española, como el _Cantar de Mio Cid_ del manuscrito de Peer Abat y el Marqués de Santillana. Estos autores lo harán enamorarse de la métrica clásica y barroca y comenzará así una primera etapa barroca, donde escribe *Perito en Lunas* y, más adelante, una vez pulida al máximo su técnica métrica barroca, escribe *El Rayo que no Cesa*, donde publica su primera elegía, a Ramón Sijé, inmortalizando su pueblo en la dedicatoria y dejándonos uno de los mejores poemas del autor. Al empezar la Guerra Civil, Miguel Hernández, que estaba en Orihuela, decide alistarse al Bando Republicano, estando ya alistado al PCE. Entonces ejerce una función de Comisario Político Militar en las filas del Ejército Popular, fieles a la República. Entonces escribe su majestuosa obra *Viento del Pueblo*, de carácter puramente obrero y marxista y, posteriormente, poco antes de acabar el conflicto, en 1939, escribe *El hombre acecha*. Poco después entra preso, pasa por varias cárceles y escribe el *Cancionero y Romancero de ausencias*, donde publica sus magnificas _Nanas a la cebolla_, debido a que era la única comida que sus hijos podían comer. Miguel Hernández escribe aquí su visión más triste y pesimista, donde lo único que le alegra es el vientre en cinta de su espoa.